Juntas solidas metalicas

Tienen todas ellas una característica común, el ser juntas fabricadas de metal sólido. A partir de aquí, se abre una gran posibilidad de distintos tipos de juntas según su sección pudiéndose  distinguir: las planas, corrugadas, dentadas (kamprofile), lenticulares, tóricas..Sus aplicaciones fundamentales son los intercamciadores de calor, reactores, tapas de  válvulas, prensas hidráulicas y demás equipos a presión que soporten condiciones extremas ya que las juntas solidas metálicas tienen muy buenas características mecánicas y de conductividad térmica. Dependiendo de la selección del material presentan una gran resistencia a la temperatura, corrosión y presión.

Hay que tener en cuenta que este tipo de juntas se emplearan en cierres donde se requieran cualidades de comprensibilidad, ya que el sellado se produce por medio de una fuerza bruta sobre la superficie de la junta. En consecuencia, el metal de la junta debe tener una dureza interior a la del asiento.Estas juntas se fabrican en los mas diversos materiales. Acero al Carbono, AISIS 304, AISI 304L, AISI 316, AISI 321, AISI 502, Alloy400, Titanio y un largo etcétera.Del mismo modo si bien su fabricación en una pieza está limitada a la medida del ancho comercial de la lámina metálica, no hay limitación alguna de las dimensiones utilizando la soldadura, la cual se realiza mediante procedimientos homologados por empresas externas especializadas, estando disponibles estos a petición de nuestros clientes.

IntercambiadoresJuntas especialesOtras aplicaciones