Juntas Espirometalicas

La junta espirometálica esta compuesta de unas tiras alternas de metal previamente formado y continuo en forma de “V” y un material de relleno no metálico que lo perfila y lo arrolla en forma de espiral bajo una presión constante. Interior y exterior están reforzadas por no menos de 3 capas de metal sin relleno y soldadas por unos puntos eléctricamente para conferir mayor estabilidad a la junta.Este diseño de la junta, confiere a la misma de unas características óptimas para proporcionar un perfecto sellado en cualquier condición ya que la flexibilidad de su perfil hace que sometida  a compresión actué como un resorte, logrando así un cierre efectivo y no corrosivo. Además, este tipo de juntas proporciona un sellado autoadaptable, por lo que su rendimiento no varía incluso en casos en los que las superficies de las caras estén ligeramente desgastadas o deformadas.Las aplicaciones de estas juntas son innumerables ya que son aptas para altas presiones, temperaturas criogénicas y temperaturas de hasta 1.000C así como dependiendo de los materiales seleccionados, utilizables contra los fluidos corrosivos y tóxicos. Por todo ello, se puede afirmar que tienen aplicación industrial universal, destacando: la industria petrolífera, química, nuclear, naval y aeronáutica.

Estas juntas son fabricadas bajo norma o plano y con una amplia gama de dimensiones formas y espesores. La combinación más usual es la formada por el AISI 316 con relleno de grafito en espesores de 3,2 y 4,45mm.

Materiales e identificación
Las juntas espirometálicas utilizan un sistema de marcaje en el aro de centrado como en el canto de dicho aro, para la completa identificación del fleje y del relleno de la junta.
Ambos sitemas se representan por medio de unos códigos (de marcaje y colores) que a continuación se describen:

Fleje
fleje1
Materiales de relleno
relleno2
PipingIntercambiadoresOtras aplicaciones